Noticias

Servicios

03/12/2018

Se presentó el libro “Las diferentes Caras de la violencia en la salud" en la Cámara de Diputados

La Agremiación Médica Platense y Unión Salud presentaron hoy en la cámara de Diputados de la Provincia el primer estudio sobre hechos de violencia en el sistema de salud local. La investigación reveló que son las mujeres, los más jóvenes y quienes trabajan en el subsector público, los miembros del equipo sanitario más afectados por agresiones en sus ámbitos laborales.

La presentación en el ámbito legislativo estuvo promovida por las diputadas provinciales María Carolina Barros Schelotto quien estuvo presente junto a Alejandra Lorden, quienes estuvieron presentes hoy en el anexo de Diputados acompañadas por los presidentes de la AMP, Jorge Varallo y de Unión Salud, Eduardo Martiarena. 

 

“Es el primer estudio cuali y cuantitativo sobre esta problemática que nos afecta particularmente, y nuestra intención es trabajar junto con el poder legislativo y los demás poderes del Estado para lograr mejorar las condiciones laborales de todo el equipo de salud”, explicó el titular de la AMP, Jorge Varallo.

 

El trabajo, que se presentó en formato de libro bajo el título “Las diferentes caras de la violencia en la salud”, reúne entrevistas y encuestas a 733 miembros del equipo la salud del Gran La Plata. 

 

De allí se desprende que el 87 por ciento de quienes se desempeñan en hospitales públicos manifestaron preocupación por la violencia en sus lugares de trabajo y, de este subsector, 7 de cada 10 dijo haber sufrido alguna situación violenta durante su desempeño laboral. En tanto, en el subsector privado de la salud, esa preocupación afecta a un 53 por ciento de los entrevistados, 34 puntos porcentuales menos.

 

En la comparación por género, el 62 por ciento de las mujeres y el 58 por ciento de los hombres sufrieron alguna situación de violencia en su lugar de trabajo. Un 25 por ciento de las profesionales refirieron haber sido víctimas de violencia interna en el último año, es decir, aquella que se da entre los miembros del equipo sanitario. Entre los varones, en cambio, solo un 20 por ciento respondió haber sufrido esa violencia en el mismo periodo.

 

Los investigadores señalaron que los hombres son los que más sufren agresiones físicas, pero son las mujeres las más afectadas por la violencia. Al discriminar por tipo, el 59 por ciento de ellas dijo haber sido víctima de violencia psicológica, categoría en la que se incluyen amenazas, insultos y frases discriminatorias. 

 

A su vez, la investigación mostró que los más jóvenes del sistema engrosan las filas de los más expuestos. Según la encuesta, el 75 por ciento de las personas menores de 35 años siente inseguridad en su ámbito laboral, una proporción superior a la registrada entre los profesionales mayores de esa edad, que refirieron percibir inseguridad en su trabajo en el 56 por ciento de los casos.

 

De la investigación, a cargo del IPSOAR (Instituto de Políticas Sociales para Argentina) se desprende, también, que los médicos residentes - aquellos que están en etapa de formación de posgrado-, son los que más sufren de violencia psicológica en sus trabajos, con un 73 por ciento de respuestas positivas sobre el total de casos. En cuanto a las diferentes manifestaciones de la violencia en todas las edades y géneros, cobra mayor relevancia la de tipo psicológico, con el 57 por ciento. En segundo término, se destaca la violencia interna entre profesionales (23%) y, en tercer lugar, la violencia física (14%).

 

“Desde la AMP estamos convencidos de que es necesario un análisis de la violencia que nos permita el reconocimiento de la complejidad de este fenómeno multifactorial”, expresó Varallo. En ese sentido, señaló que la decisión de hacer un estudio en profundidad sobre el tema “se funda en la convicción de que, desde la AMP, tenemos que trabajar para diagnosticar el estado de situación de nuestras condiciones laborales y, sobre la base de datos certeros, colaborar en la planificación de políticas y medidas concretas que permitan incidir positivamente para la construcción de espacios de trabajo saludables y seguros”. 

 

Al cierre del encuentro, las diputadas Lordén y Barros Schelotto, Raquel Krakover Presidente de la Comisión de Salud y Medicina Social del HCD, la vicedecana de la facultad de Medicina de la UNLP, Marita Marini, los titulares de la AMP, Jorge Varallo y de Unión Salud, Jorge Martiarena firmaron un acta en la que acordaron tomar medidas consensuadas para prevenir y revertir las situaciones de violencia en ámbitos sanitarios.

 

Para ver el Acta Firmada, HACER CLICK AQUÍ

 




Servicios online






REDES / @AMEPLAOFICIAL